El culto a los Dioses de la tierra y de la fortuna en Vietnam

Al viajar a Vietnam, notarás en la entrada de cada tienda un curioso altar con dos personajes rodeados de muchas ofrendas y palitos de incienso. Te preguntarás qué significa y cuál es su uso. De hecho, son dos dioses estrechamente relacionados, el Dios de la tierra “Ong Dia” y el Dios de la fortuna “Than Tai”. Se les honra en pequeños altares de madera o ladrillo, cuyos montantes contienen frases en caracteres chinos. Estos altares están en el suelo y enfrenta la puerta principal del sitio. Su función es proteger las empresas y darles suerte en sus negocios.

1. El Dios de la tierra

Dios de la tierra

El genio de la tierra se describe principalmente como un hombre de mediana edad con un barrigón, un rostro amable, una hermosa sonrisa y un pañuelo alrededor de la cabeza. También aparece con grandes y hermosos dientes que simbolizan la alegría, el optimismo y la prosperidad. El Dios de la tierra es quien domesticaba al unicornio con su abanico (originalmente era un animal salvaje que se comía a hombres, mujeres y animales).

El Dios de la tierra protegerá la casa y el cultivo del arroz, ya que en la creencia de los vietnamitas, el Dios maneja la tierra y el río. Por esta razón, cuando los vietnamitas construyen un edificio o una obra al aire libre, celebra una ceremonia de adoración y rinden homenaje al Dios de la tierra para pedir su benevolencia y apoyo. También es responsable de traer prosperidad, ayudar a encontrar objetos perdidos o incluso ayudar al dueño de la casa a curarse si está enfermo.

>> Ver más: Las 5 aldeas artesanales de Hanói

2. El Dios de la fortuna

Dios de la fortuna

El Dios de la fortuna se describe como un hombre de mediana edad también, con un hermoso atuendo y un sombrero en la cabeza y siempre sosteniendo oro o plata en sus manos. El culto al Dios de la fortuna proviene de una historia moral. De hecho, hace mucho tiempo, un comerciante llamado Au Minh conoció a un hada mientras cruzaba el lago Thanh Thao, quien le ofreció una doncella llamada Nhu Nguyêt. Au Minh de repente se hizo rico cuando la llevó a su casa. Pero un día, Au Minh golpeó a Nhu Nguyêt en el Tet (el año nuevo lunar en Vietnam). Ella se asustó, corrió hacia un bote de basura y desapareció. Después de su partida, la familia de Au Minh se arruinó muy rápidamente y perdió toda su riqueza.

3. ¿Cuándo adorarlos?

Los vietnamitas adoran a los Dioses de la tierra y de la fortuna varias veces al año. En primer lugar, los adoran el primer y el decimoquinto día de cada mes lunar, pero también durante el Tet y el décimo día del primer mes lunar.

Adorar a los Dioses de la tierra y de la fortuna

Durante el Tet, los Dios de la tierra y de la fortuna tienen un papel mucho más importante de lo habitual. Los vietnamitas limpian el altar de manera más completa y precisamente para dar bienvenida a la primavera y el año venideros. El altar puede incluso renovarse por completo si es necesario.

Los comerciantes practican el culto a los Dioses todos los días del año. De hecho, al cuidar bien a los espíritus y su altar, protegerán su actividad comercial y mantener alejados a los ladrones para ofrecerles un día lleno de buenos negocios.

>> Ver más: Signos zodiacales de Vietnam

4. ¿Cómo arreglar el altar?

Los altares de los Dioses de la tierra y de la fortuna siempre se encuentran en el suelo, colocados en dirección a la puerta principal del lugar. El Dios de la fortuna suele estar a la izquierda del altar y el Dios de la tierra, a la derecha, pero no es obligatorio. En el altar hay una olla de incienso, tres o cinco vasos pequeños llenos de agua, un florero y ofrendas. Algunas familias colocan una estatua de Buda en el techo del altar para evitar que los Dioses hagan cosas malas.

Cómo arreglar el altar del Dios de la tierra y Dios de la fortuna

5. ¿Cómo cuidarlo bien?

Se encienden tres o cinco inciensos por la mañana para adorar los Dioses de la tierra y de la fortuna. Se preparan y ofrecen ofrendas a los Dioses en los altares como una taza de café, un cigarrillo y frutas (naranja, pomelo, plátano…). Algunas familias ofrecen un plato de diente de ajo para el Dios de la tierra para aleja los ladrones y los malos negocios. En la leyenda, a los dos dioses les gusta especialmente la limpieza. Por tanto, es importante limpiarlos y el altar bien con regularidad.

Para explorar más sobre la cultura vietnamita, elige Asiatica Travel como su socio de viajes, la agencia líder en viajes a Indochina.

Vietnam - Inmerso En La Naturaleza – 18 Días Países De Tesoros Culturales – 19 Días Las Coloridas Bellezas De La Naturaleza – 12 Días

VIETNAM – INMERSO EN LA NATURALEZA

18 Días / Viajes Auténticos

Destinos: Hanói – La Bahía de Halong – Ninh Binh – Mai Chau – Quang Binh – Hue – Saigon – Hoi An – Ben Tre – Can Tho – Chau Doc – Pu Luong – Long Xuyen

PAÍSES DE TESOROS CULTURALES

19 Días / Viajes Combinados

Destinos: Hanói – La Bahía de Halong – Hue – Saigon – Hoi An – Phnom Penh – Siem Reap – Ben Tre – Can Tho – Da Nang – Chau Doc – Bangkok – Krabi

LAS COLORIDAS BELLEZAS DE LA NATURALEZA

12 Días / Viajes Combinados

Destinos: Hanói – La Bahía de Halong – Sapa – Bangkok – Phuket

My Linh

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *