Aldea de pintura Dong Ho – el alma vietnamita guardado en papel rojo

A 35 kilómetros de Hanoi, la capital está la aldea Dong Ho reconocida como la cuna de las pinturas de madera e impresas en el papel rojo. Para los turistas que quieren indagar obras pictóricas, hay que visitar este pequeño poblado donde viven 200 familias que practican la fabricación de láminas.

La entrada a la aldea de pinturas Đông Hồ

La entrada a la aldea de pinturas Dong Ho

Los lugareños han mantenido la elaboración manual de pinturas desde hace 5 siglos hasta la fecha. La etapa más próspera de la aldea Dong Ho abarca desde finales del siglo 18 hasta el 1944. De entonces se registraron hasta 17 linajes que practicaron este oficio. Como de costumbre, los hijos del poblado mantienen buenos vínculos con su tierra natal por lo que nunca olvidan de retornar a la aldea el diciembre lunar de cada año para comerciar sus productos en la feria del mercado de obras pictóricas de Dong Ho que se celebra febrilmente los días 6, ll, l6, 2l y 26 de este mes.

Casa de exhibición de obras pictóricas en la aldea Đông Hồ

Casa de exhibición de obras pictóricas en la aldea Dong Ho

Una casa ejemplar en la aldea Dong Ho es del señor Nguyễn Hữu Sam, de más de 80 años de edad donde se exponen miles de láminas y centenares de pinturas grabadas en madera. En aras de dar a conocer a los visitantes sobre el proceso de producción de las obras artísticas, dedicó un espacio diseñado a explicar la producción de obras pictóricas locales, desde la mezcla de colores hasta el secado de papel y la imprenta de cada pintura. Si los turistas visitan la aldea Dong Ho en ocasión del Tết (Año Nuevo Lunar), pueden presenciar en cada familia “bánh chưng” (pastel de arroz glutinoso), ensalada de cebolla, carne grasa y un objeto indispensable que son sentencias paralelas rojas presentadas en el papel dó, hecho del árbol Rhamnoneuron crecido en inmensos bosques. Lo peculiar reside en que el papel se cubre con resina de pino mezclada con polvos de concha de viera, dando colores  brillantes y transparentes. Las gamas principales de los productos son verde, negro, rojo, amarrillo y añil. Cada obra está hecha de materiales naturales sin sustancias químicas. Por ejemplo, el rojo se hace de pajas mezcladas con resina y el negro, con ocre de montaña o polvos de ladrillos mientras que para crear el amarrillo se cuece la flor de acacia de Japón y el verde, con troncos de plantas flexibles.

Una pintura muy famosa en la aldea Đông Hồ y el resto de las localidades del país

Una pintura muy famosa en la aldea Dong Ho y el resto de las localidades del país

Las obras pictóricas de la aldea Dong Ho se clasifican en 180 temas canalizados en 5 clases de veneración, felicitación, historia, colección de cuentos y actividades cotidianas. El contenido de las pinturas consiste en paisajes pintorescos de Vietnam, personas de leyendas y el deseo de abundante cosecha, eficiente ganadería y una vida próspera, todos reflejan la aspiración de los campesinos. Además, Los cuadros del poblado se crean con relieves en madera por lo que requieren de los pintores y escultores una habilidad sutil. En cuanto a la imprenta, se necesita la exactitud conforme a los colores de la plancha de madera. En este sentido, los artesanos veteranos son conscientes de la preservación y transmisión de sus secretos profesionales considerados como un tesoro a las generaciones posteriores para enaltecer el oficio tradicional.

Un taller de creación de obras pictóricas en el poblado Đông Hồ

Un taller de creación de obras pictóricas en el poblado Dong Ho

Con un recorrido por la aldea Dong Ho, los turistas comprenderán productos especiales de la tierra de Kinh Bac, mediante las obras pictóricas que preservan eternamente el alma de Vietnam en el papel Rhamnoneuron.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *